Blockchain

La mensajería Blockchain reemplazará a Telegram y Discord

La mensajería Blockchain reemplazará a Telegram y Discord

Una nueva era de aplicaciones de mensajería pronto cruzará el abismo de la adopción masiva de Web3. Las aplicaciones de mensajería Web3 se convertirán en una parte integral del ecosistema blockchain, lo que permitirá a los usuarios comunicarse entre sí e interactuar con aplicaciones descentralizadas (DApps) y los propios protocolos de manera segura, directa y descentralizada. Este editorial discutirá los beneficios y desafíos de las aplicaciones de mensajería Web3 y su impacto en el futuro de la comunicación.

Los protocolos de mensajería Web3, como el Protocolo de transporte de mensajes extensible (XMTP), se implementan en una red de comunicación descentralizada, utilizando una arquitectura punto a punto para facilitar la comunicación entre identificadores verificables como una dirección pública de Ethereum o un dominio de servicio de nombres de Ethereum. A diferencia de las plataformas de mensajería tradicionales como Telegram o Discord, que están centralizadas y dependen de servidores centrales para enrutar los mensajes, los protocolos de mensajería de Web3 usan redes descentralizadas para crear un entorno sin confianza donde los usuarios pueden comunicarse sin intermediarios a través de sus billeteras.

Una de las ventajas de los protocolos de mensajería Web3 es su carácter descentralizado, lo que garantiza la seguridad de los mensajes. Con las plataformas de mensajería tradicionales, los mensajes a menudo se almacenan en servidores centralizados, lo que los hace vulnerables a ciberataques y filtraciones de datos. Por el contrario, los protocolos de mensajería de Web3 utilizan algoritmos de cifrado para proteger los mensajes del acceso no autorizado, lo que los hace prácticamente imposibles de interceptar o descifrar.

Relacionado: ¿Es hora de cambiar de LinkedIn a MetaMask? Aún no, pero pronto

Además, es fácil para el destinatario de un mensaje probar la autenticidad del remitente del mensaje. Si miras Twitter o Discord, están llenos de estafadores y ataques de phishing a través de cuentas falsas “oficiales”. Probar la autenticidad de un remitente es extremadamente fácil cuando se usan aplicaciones de mensajería Web3 y reduce enormemente la posibilidad de convertirse en víctima de un estafador, ya que se puede verificar rápidamente en la cadena.

Otro beneficio de los protocolos de mensajería Web3 es su capacidad para habilitar micropagos para servicios de mensajería. Los micropagos pueden ayudar a combatir el spam y el troleo, ya que es menos probable que los spammers desperdicien su dinero en mensajes de baja calidad.

Por supuesto, los usuarios no necesitan pagar nada si no quieren enviar mensajes, pero tienen la función de exigir a los remitentes que paguen una tarifa para enviarles un mensaje para reducir el spam y también como una forma de generar ingresos. Uno podría imaginar una función en la que si alguien que no está en sus contactos quiere contactarlo, debe pagar una cierta cantidad en tokens que están bloqueados y el remitente puede devolverlos si el mensaje es genuino y no es spam. Esto podría resolver el problema del spam de Web2.

Sin embargo, también existen desafíos asociados con las aplicaciones de mensajería Web3. Un problema importante es la escalabilidad, ya que la infraestructura actual de la mayoría de las redes de cadena de bloques no puede admitir el gran volumen de mensajes que manejan las plataformas de mensajería tradicionales. Además, los protocolos de mensajería Web3 actualmente requieren un cierto nivel de competencia técnica para su uso, lo que puede disuadir a los usuarios menos expertos en tecnología de adoptarlos.

Relacionado: Facebook y Twitter pronto quedarán obsoletos gracias a la tecnología blockchain

Ambos problemas se han abordado o se abordarán pronto. Con más y más soluciones de escalado en el mercado, el problema de la escalabilidad se resolverá o, en algunos casos, ya lo ha hecho. Se están inventando soluciones de abstracción de cuentas que no requerirán que el usuario promedio sea experto en tecnología para interactuar con ellas.

Además, existe el riesgo de que los protocolos de mensajería Web3 se conviertan en un método de comunicación para los delincuentes, ya que la naturaleza descentralizada de la red dificulta que las fuerzas del orden rastreen y rastreen actividades ilegales. Como resultado, existe la necesidad de regulaciones y pautas claras para garantizar que los protocolos de mensajería Web3 no se exploten con fines nefastos.

A pesar de estos desafíos, el potencial de las aplicaciones de mensajería Web3 es enorme. A medida que el mundo se vuelve cada vez más digital, la necesidad de una comunicación segura y descentralizada seguirá creciendo. Las aplicaciones de mensajería Web3 tienen el potencial de revolucionar la forma en que nos comunicamos, permitiendo un nuevo nivel de privacidad, seguridad y transparencia. Discord y Twitter quedarán obsoletos a medida que los datos se muevan en la cadena.

Los protocolos de mensajería Web3 son un desarrollo prometedor en el ecosistema blockchain, que ofrece una forma segura y descentralizada de comunicarse entre usuarios, DApps y protocolos. Si bien existen desafíos asociados con su adopción, como la escalabilidad y el riesgo de uso indebido, los beneficios de los protocolos de mensajería Web3 superan los riesgos. A medida que la tecnología blockchain continúa evolucionando, podemos esperar ver más innovación en el ámbito de la mensajería Web3, allanando el camino para una nueva era de comunicación que vuelve obsoletas las aplicaciones antiguas.

Darius Moukhtarzadeh es un emprendedor y asesor enfocado en aplicaciones de redes sociales descentralizadas. Es cofundador de memester.xyz, una plataforma de memes NFT en Lens Protocol, y anteriormente trabajó como investigador para Sygnum, un banco de activos digitales. También trabajó para Ernst & Young en consultoría de blockchain y para varias empresas emergentes en Swiss Crypto Valley.

Este artículo es para fines de información general y no pretende ser ni debe tomarse como asesoramiento legal o de inversión. Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados ​​aquí son solo del autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.



Fuente