Regulaciones y políticas

¿Cómo usan los afganos las criptomonedas bajo el gobierno talibán?

¿Cómo usan los afganos las criptomonedas bajo el gobierno talibán?

Después de que los talibanes tomaron el control total de Afganistán en agosto del año pasado, muchas organizaciones y servicios no gubernamentales internacionales dejaron de operar en el país. Entre ellos estaban los servicios de pago como Western Union y Swift.

Posteriormente, muchos afganos comenzaron a aprender sobre las criptomonedas y la tecnología blockchain subyacente para, como mínimo, recibir remesas del extranjero. Como los servicios de pago electrónico como PayPal y Venmo nunca han estado disponibles en el país de 5000 años de antigüedad, los afganos han perdido muchas oportunidades en el mundo de los negocios en línea.

“Perdimos muchas oportunidades como los blogs, el marketing de afiliación y el envío directo en línea porque la mayoría paga con PayPal”, dijo Heshmat Aswadi, un comerciante local de criptomonedas, a Cointelegraph en una entrevista. “Aprendí mucho sobre los blogs, pero no sirvió de nada ya que no me pagaban en línea”.

Aswadi está estudiando administración de empresas en la Universidad de Herat y quería crear un blog de fintech, pero mientras investigaba sobre cómo cobrar, el joven de 22 años perdió la esperanza.

Más tarde se enteró de las criptomonedas “que fue una de las mejores cosas que le ha pasado”, dijo. Aswadi aprendió sobre la marcha a medida que la industria de las criptomonedas crecía a mediados de 2021. Ahora intercambia pequeñas cantidades de activos digitales que le permiten ganar algo de dinero extra.

Según Aswadi, los bancos y los gobiernos, especialmente los países en desarrollo como Afganistán e Irán, deben considerar el uso de monedas digitales como moneda de curso legal. “Al menos podrían usar una moneda digital del banco central”, agregó.

“Aunque no es necesario que nuestro gobierno gaste dinero extra en un proyecto de moneda digital del banco central, si no quieren activos descentralizados, una CBDC aún podría ser una opción”.

Remesas

Cuando los talibanes asumieron el poder, los servicios de transferencia de dinero como Western Union y Swift detuvieron sus operaciones en el país, dejando sin fuente de ingresos a muchos afganos que recibían dinero de parientes en el extranjero. Actualmente, la única forma de recibir dinero de otros países es mediante criptografía.

Durante el auge de las criptomonedas en 2021, Afganistán fue clasificado 20° entre 154 países en el Índice de Adopción de Cripto 2021 de Chainalysis.

Ali Rahnavard, un distribuidor y comerciante local de criptomonedas en Herat, una de las ciudades más grandes de Afganistán, dice que vio un enorme crecimiento en la cantidad de afganos que usan criptomonedas. Rahnavard dijo que vio a sus clientes aumentar “diez veces” en el último año.

“La razón principal detrás de este crecimiento es que las personas necesitaban encontrar una forma de recibir dinero de sus familiares y amigos que viven en otros países”, dijo Rahnavard a Cointelegraph.

“Es mucho más barato y rápido” que los sistemas de pago anteriores como Western Union, dice Rahnavard.

Además de comerciar, ha estado enseñando a los afganos cómo comerciar y usar criptomonedas durante los últimos cuatro años. Este conocimiento sería útil si el gobierno talibán del país decide comenzar a usar criptomonedas para abrir el comercio electrónico en el país.

“Crypto podría allanar el camino para que los talibanes también regresen a los negocios internacionales”. dijo: “Si bien los talibanes no parecen tener el conocimiento necesario sobre cómo usar la tecnología blockchain en este momento, al menos podrían ayudar al no prohibir las criptomonedas”.

Mezquita Jumah de Herat, Afganistán. Vista desde la azotea oriental. Fuente: Didier Tais

¿Cómo se usan las criptomonedas en Afganistán?

En noviembre de 2021, Binance anunció que no admitirá transferencias bancarias Swift a cuentas de usuario en una larga lista de países, incluido Afganistán. Dado que la mayoría de las personas en el país usan Binance, se volvió difícil depositar o retirar criptomonedas hacia o desde el intercambio de criptomonedas.

Actualmente, para que los clientes obtengan criptomonedas, van a la tienda de un distribuidor de criptomonedas donde pagan el monto en la moneda fiduciaria local, afganis o dólares estadounidenses.

Para que el comerciante obtenga criptomonedas, debe contactar a alguien en el extranjero para enviar criptomonedas a su billetera. El distribuidor suele utilizar un sistema Hawala local para depositar el dinero en la cuenta bancaria del remitente. La razón por la que los comerciantes no usan tarjetas de crédito o débito es que cobran alrededor del 11% por compras internacionales, según Rahnavard.

Luego, el distribuidor solicita la dirección de la billetera del cliente y envía la criptografía, principalmente Tether (USDT).

¿Los talibanes prohibieron las criptomonedas?

Los talibanes aún no han anunciado ninguna regulación o prohibición con respecto a las monedas digitales. Si un destacado erudito islámico dice que las criptomonedas son haram (prohibidas), los talibanes las prohibirían “sin pensarlo dos veces”, dijo Rahnavard. Si lo consideran halal (permitido), “podríamos usar la mejor tecnología del mundo, para siempre”, agregó.

Uno de los mayores obstáculos en el camino hacia la adopción masiva de las criptomonedas en Afganistán es la baja tasa de alfabetización: solo el 43 % de la población de Afganistán es alfabetizado y un número aún menor tiene acceso regular a Internet.

Un comerciante de criptomonedas le dijo a Cointelegraph de forma anónima:

“Las criptomonedas podrían ser nuestra única oportunidad y ventana hacia la verdadera libertad financiera. Con todos los problemas que tenemos en Afganistán, obviamente es muy difícil enseñarles a todos sobre las criptomonedas, pero no es imposible”.

“Lo que me encanta de la descentralización es que toma el poder de los gobiernos y se lo devuelve a la gente”, agregaron.

Guardia fronteriza talibán en Turkham, Afganistán, 2001.

Criptodonaciones

Los talibanes restringieron los retiros de cuentas bancarias cuando tomaron el poder en un intento de abordar la escasez de efectivo causada por las sanciones de Estados Unidos. En consecuencia, millones de afganos no pudieron obtener alimentos. Algunos incluso intentaron vender sus hijos, lo que dio lugar a la cobertura de los medios internacionales y abrió la puerta a las donaciones.

En septiembre del año pasado, Bookblocks.io y la organización “Mujeres para mujeres afganas” iniciaron un proyecto de token no fungible (NFT). Crearon arte digital para apoyar la educación de las mujeres en Afganistán y las que llegan a los Estados Unidos como refugiadas.

“Esta es una generación que creció esperanzada y soñando con su futuro a través de oportunidades educativas”, dijo Naheed Samadi Bahram, directora de país de Mujeres para Mujeres Afganas en Estados Unidos. “Estamos comprometidos a servir a las mujeres y niñas afganas en Afganistán y a los refugiados afganos que llegan a los Estados Unidos”

Otro activista social y empresario, Fereshteh Forough, ha enviado criptomonedas a las niñas afganas necesitadas.

Forough es la fundadora y directora ejecutiva de una academia de codificación para niñas en Afganistán llamada Code to Inspire. La academia se inició en 2015 en Herat, Afganistán.

Según Forough, 350 niñas se graduaron de Code to Inspire y el 65% de ellas comenzaron sus carreras para llevar comida a sus mesas. “Las chicas me enviaron un mensaje de texto diciendo que todas habían perdido sus trabajos debido a las políticas de los talibanes”, dijo Forough. “Y, como únicos sostén de la familia, sus familias se estaban desmoronando”.

“Descubrimos que, en realidad, hay un montón de casas de cambio locales en el distrito financiero de Herat que aceptan criptomonedas y pueden cobrarlas en afganos o en dólares”, dijo Forough.

Luego ayudó a 100 niñas a través de Code to Inspire a crear cuentas de Binance y Trust Wallet para recibir criptomonedas como sus pagos e intercambiar sus activos digitales por fiat en un intercambio de criptomonedas local.

Forough no es el único que ayuda a los afganos a recibir pagos en criptomonedas. Roya Mahboob es la directora ejecutiva de Afghan Citadel Software Company y paga a sus empleados en monedas digitales. Anteriormente había hablado sobre su papel y fue destacada por su pacto para marcar la diferencia:

“Si los jóvenes pueden aprender sobre computadoras, pueden aprender sobre Bitcoin. Y ahora todos quieren aprender a acceder a Bitcoin. Necesitan para.”

Mucho más por venir

Desde agosto del año pasado nada ha sido igual, ni siquiera el nombre del país que cambió de República Islámica de Afganistán a Emirato Islámico de Afganistán. Muchas ONG abandonaron el país y muchas perdieron sus trabajos, lo que provocó una crisis financiera y, no obstante, hambre.

La única forma en que algunas familias podían vivir era obtener dinero del exterior, pero sin criptomonedas, ahora es casi imposible.

“Otros países aprenden sobre las criptomonedas porque es una tecnología nueva y quieren aprender a usar las criptomonedas y la cadena de bloques a su favor”, dijo Rahnavard. “Pero, es diferente en Afganistán. Debemos y necesitamos aprender sobre criptografía y su tecnología subyacente porque si no lo hacemos, no sé qué desastre más grande se debe esperar”.

Fuente